Crónica sobre Pintura Mural en el Hospital Psiquiátrico, 2004 (José Nelson Castillo González)

Palabras sobre Pintura Mural en el Hospital Psiquiátrico Pinar del Río, 2004 (English version)

Por: José Nelson Castillo González

Quien pudiera escribir dulces palabras a personas que viven en otro mundo, un SOS ante un panorama “frío y sordo”.

El arte muralístico, a veces salva del silencio alguno de estos seres perdidos en la letanía de traumáticos recuerdos.

Es difícil para los artistas, elegir colores, objetos que definan un mensaje de amor y esperanza. Viejas paredes perdidas en el tiempo, sirven para que los artistas Abel Morejón Galá y Reinaldo Uriarte Mosquera unan su talento a la voluntad de la Asociación No Gubernamental de Ayuda Humanitaria a Cuba (HCH) de Alemania, que financió el proyecto.

Una ventana se abre entre la monotonía de algunos, y el don de la comunicación de Abel y Reinaldo, hacedores de una estética, necesaria en tiempos Postmodernos. Loable empeño de salvar el arte de una visión elitista.

El cielo sigue azul en la pared, la manzana desborda el apetito de los pacientes, mercaderes del nocivo cigarro, que los consume lentamente. Saludan, ríen, lloran, preguntan sin cesar. Es la fuerza de la imagen, que los impulsa a un diálogo inevitable.

Perdurar lo que con amor se entrega, “a las cosas que son feas ponles un poco de amor”, según Teresita Fernández.

Toca a otros embellecer el lugar donde viven quienes un día perdieron la razón. Si los “cuerdos” olvidan, el mundo se acaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*